La colección del doctor Ambrosio Perdomo

TEA Tenerife Espacio de las Artes de Candelaria
Santa Cruz de Tenerife, Spain
November 2, 2018 - February 19, 2019






























































































































































































































Breve descripción

por Adonay Bermúdez



La increíble colección del doctor Ambrosio Betancor Perdomo es un proyecto enigmático, científico, artístico y mágico de Nicolàs Laìz Placeres. 

El doctor Ambrosio Betancor Perdomo (1884 – 1968, Guatiza, Teguise, Lanzarote) fue un intelectual, un poeta, un científico, un loco, un humanista, un apasionado, un cuerdo, un sabio, un amante, un adelantado a su época, una mirada premonitoria, un descubridor de realidades, un creador de falacias bellas, de verdades arqueológicas, un escritor de la historia, un inventor de certezas, un constructor de objetos, un hallador de tesoros, un coleccionista de restos. Un alter ego y un heterónimo. No sabemos tanto de su vida como quisiéramos, pero aquí está su legado, que no es poco. Ambrosio Betancor Perdomo recoge la memoria de un pueblo prehistórico a partir de sus vestigios y de sus fragmentos, un ejercicio de hallazgo, de recolección, de imaginación, de construcción y de falsificación, un trabajo concienzudo que persigue que el mito, la magia y la leyenda sean los que dicten la historia de una cultura tan real como imaginada, de una sociedad del futuro que vivió en el pasado, en una era pretérita en la que el turismo de masas presente transformó la forma venidera en la que nos relacionamos, nosotros con nosotros mismos, nosotros con los otros, nosotros con la naturaleza, con los lugares y con los espacios.

Más de quinientos objetos que van desde la estatuaria, a elementos cotidianos, vasijas y herramientas, ídolos mágicos, abalorios y restos humanos, aparecen dispuestos con la estructura de un gabinete de curiosidades, de un ordenado todo a cien, de un proto-museo de antropología, de una tienda de los chinos, de una colección de exvotos contextualizada en un mundo actual, global y globalizado, convirtiendo esta cámara de las maravillas en una máquina del tiempo que proyecta al visitante hacia un lugar imaginario, lleno de pasados, de presentes y de futuros, mientras considera al espectador de esta colección delirante como un viajero culto o como un turista que no lleva el conocimiento incorporado, que hace saltar las fricciones entre realidad y ficción de un sistema de memoria y de comunicación que empieza a producir fallos, alteraciones en una narrativa tan histórica como incierta. Es en ese terreno de quiebra de la explicación científica donde más fértil se hace la imaginación, por donde se cuela el fraude fascinante, la inventiva genial, las imprecisiones exquisitas, este proyecto y todas sus derivas.


















© 2018 Nicolás Laiz Placeres